Aplicaciones de la cola de caballo

La cola de caballo es una planta a la que se le dan muchísimos usos en el terreno de la medicina natural, ofreciendo un gran número de aplicaciones muy interesantes para diferentes tratamientos:

- Es cicatrizante. Funciona también como antiséptico, por lo que es muy buena para curar heridas.

- Es diurética. Ayuda a eliminar toxinas del organismo y otros líquidos, por lo que es también muy buena para adelgazar. Al mismo tiempo, es indicada para las personas que padezcan de incontinencia.

- Controla hemorragias. Debido a sus propiedades como astringente, cicatriza rápidamente los tejidos y vasos dañados. Su alto contenido de taninos tiene la función de contraer los tejidos, cerrando heridas sangrantes, frenando las hemorragias nasales, y aliviando menstruaciones demasiado fuertes.

cómo aplicar la cola de caballo

- Es antiséptica. Ayuda a combatir el herpes y las alergias cutáneas, así como hongos, eccemas y úlceras.

- Fortalece los huesos, uñas y cabello. Su alto contenido en Silicio remineraliza el sistema óseo celular. Se la utiliza para combatir enfermedades como la artrosis y la osteoporosis.

- Es desinflamante. Hay registros de que Galeno utilizaba esta planta hervida para curar tendones doloridos. Actúa mejorando la flexibilidad de los mismos, y de las paredes vasculares.

- Es útil para tratar dolencias gástricas. Aporta bastante en casos de cálculos renales, infecciones del tracto urinario, y problemas en la próstata, la vejiga y los riñones. Es también muy útil en caso de tener diarrea.

- Ayuda a nivelar desequilibrios hormonales en el organismo.

El uso de esta planta debe ser regulado por un médico, ya que su acción diurética suele ser bastante potente, y la pérdida de líquidos vendrá acompañada por la eliminación de substancias tales como el potasio y algunas vitaminas. No debe ser ingerida durante mucho tiempo con asiduidad.