Cola de caballo durante el embarazo

A pesar de resultar muy beneficiosa debido a sus múltiples y variadas propiedades medicinales, no se recomienda consumir cola de caballo durante el embarazo; así como tampoco debería consumirse en el período de lactancia, ya que sus efectos se transmitirían al bebé.

Existen varias razones que justifican dicha precaución:

Por empezar, los alcaloides presentes en la cola de caballo pueden reducir la presencia de  acetilcolina en el organismo; uno de los neurotransmisores que más presentes están en el sistema nervioso central, con lo cual el crecimiento y desarrollo del feto se verá afectado. También tiene un efecto oxitócico, que puede producir desequilibrios hormonales.

precaucion con la cola de caballo durante el embarazo

Hay que tener en cuenta, además, que estamos frente a un potente diurético; y que una embarazada no puede prescindir de vitaminas y minerales. La Cola de Caballo tiene la facultad de eliminar el potasio, junto con lípidos y otras substancias, lo que podría ser perjudicial para la mujer y par el bebé.

Es por eso que, a pesar de todos los beneficios que pueda aportar esta planta y los síntomas molestos del embarazo como son los gases y el estreñimiento, se recomienda olvidarse por completo de esta hierba maravillosa durante este período.

Es importante consultar con un especialista antes de iniciar cualquier tratamiento.