Cola de caballo en infusión

La cola de caballo, conocida en Sudamérica como “hierba de plata”, es muy utilizada en la preparación de remedios caseros para diferentes dolencias, que van desde problemas digestivos, pasando por la artritis y la osteoporosis, la eliminación del ácido úrico, la insuficiencia renal, los problemas para la circulación y el control de hemorragias, hasta inflamaciones y desequilibrios hormonales.

cola de caballo preparada en infusión

¿Cómo preparamos, entonces, una infusión de Cola de Caballo?

Para esto, colocaremos dos cucharadas soperas de hierba en un litro de agua, que pondremos sobre la hornalla hasta que alcance el punto de ebullición. Una vez hervido, dejaremos reposar durante 15 minutos y colaremos. En seguida guardaremos la infusión, para beber una o dos tazas de la misma por día.

También puede combinarse con otras plantas medicinales con las que comparta aplicaciones, como ser la menta y el té verde. Al hacerlo, la infusión de cola de caballo intensificará sus propiedades diuréticas y su potencial desintoxicante.

En caso de consumir té de Cola de Caballo con la intención de bajar de peso, también se puede combinar en la preparación otras hierbas, tales como el anís, el hinojo, el alpiste, la linaza o el fucus. En este caso sería muy recomendable tener cuidado a la hora de consumir con frecuencia, ya que el efecto diurético puede llegar a ser demasiado potente, privando al organismo de substancias como el potasio o algunas vitaminas, que nunca está de más tener en el cuerpo.