Planta de la cola de caballo

La cola de caballo es un helecho famoso por sus propiedades medicinales; especialmente como diurético. Suele habitar en zonas húmedas, cerca de ríos o pantanos. Suelen tener una forma muy distintiva, con tallos largos y nudosos, y hojas dispuestas en tramos a lo largo del mismo. Sus orígenes se remontan a la prehistoria, habiendo registros fósiles que datan del Devónico y el Carbonífero, época en la que alcanzaban la estructura de un arbusto grande.

plantas de cola de caballo

La variedad más utilizada para aprovechar sus cualidades medicinales es el Equisetum Arvense, también llamado “Equiseto menor”. Es importante saber que no todas las variedades comparten estas propiedades. El Equisetum Helecharis, por ejemplo, es venenoso. Otras no afectan a los seres humanos, pero resultan perjudiciales al ser ingeridas por animales herbívoros, como la variedad “Ramosissimum” y “Palustre”. Sin embargo existen variedades con beneficios muy similares a los de la Arvense, como ser Equisetum Telmateia, que pueden ser utilizadas como sustituto.

detalle de la planta

La Cola de Caballo se ha extendido tanto que en algunos lugares es considerada una mala hierba, debido a su proliferación y a la presencia de alcaloides venenosos en el interior de algunas subespecies. Por eso no es recomienda recolectar esta planta directamente de la naturaleza sin tener los conocimientos necesarios, y es aconsejable adquirirla en herboristerías, centros dietéticos, o farmacias, donde podremos conseguirla en comprimidos, hierba para infusiones o extractos.